Joaquín estuvo en Sabina

El cantante de Úbeda encandila a 8.000 personas en la plaza de toros de Toledo con un concierto de dos horas y media

Joaquín Sabina salió por la Puerta Grande de la plaza de toros de Toledo. El público que abarrotó el redondel y los tendidos -alrededor de 8.000 espectadores– se fue encantado. ¡Dos horas y media de concierto! «Como se enteren los de Comisiones Obreras…», bromeaba un hombre desde la grada. Joaquín estuvo en Sabina. Con la voz rota -algo ya inherente a él-, contó chascarrillos subidos de tono, lució «sonrisa Profident» y no faltaron los saltitos cargados de fuerza en algunas de sus canciones. Siempre poeta, el mejor Sabina dio rienda suelta a los versos para presentar a los músicos que le acompañaron. Entre ellos, el omnipresente Pancho Varona y Antonio García de Diego, toledano de Los Cerralbos. Pero cuando Sabina se ausentó del escenario para descansar un poquito -hizo dos tiempos muertos de 15 minutos cada uno-, su impronta se notó.

Joaquín salpicó su actuación con guiños a la ciudad. «Es un lujo volver a Toledo», terminó una poesía muy honda. Y también el Alcázar salió a relucir. Grandes y chicos se mezclaron entre el público «en la sala de estar de casa», como definió la plaza de toros. El padre que llevó a su hijo, con bombín y camiseta de Sabina incluidos; los amigos que luego siguieron la juerga, la embarazada que, a pesar de su estado, no perdió la ocasión de ver a su cantante. Se pasó un buen rato. No faltó de nada. Se refirió también a sus queridos José Tomás y Chavela Vargas. Hubo hasta copla. Marita, la vocalista, se metió al público en el bolsillo con su coreada «Y sin embargo te quiero». También arrancó los vítores del público cuando se transformó en una prostituta para interpretar «Una canción para la Magdalena».

Después de hacer un repaso somero a temas de sus últimos trabajos, Sabina levantó al personal de los incómodos y estrechos tendidos cuando cantó «Princesa» y otros antiguos temas. Joaquín y sus músicos hicieron bises, lo que encandiló al respetable, entregado hasta el final. «Este tío es la leche», resumió en cinco palabras un hombre metido en años fascinado por el genio de Úbeda.

Youtube Musica Videos de Musica Letras de Canciones

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies